Conozca el método Pilates en Santander

El método pilates

En Pilates Santander Studio podrá descubrir todo lo relacionado con el método Pilates. Ubicados en Santander y con años de experiencia, nos hemos convertido en referencia del sector en la provincia de Cantabria. Confíe en nuestros profesionales, expertos en diferentes técnicas tanto de actividades físicas como terapéuticas (Osteopatía, Psicologos...).
Pilates Santander Studio aula de pilates

Breve reseña histórica de Pilates

Nacido en 1880 en Munchengladbach (Alemania), Joseph Pilates fue un niño enfermizo que padeció raquitismo, asma y fiebre reumática.

Debido a su delicada salud y motivado por superar sus limitaciones físicas, desarrolló un conjunto de ejercicios destinados a mejorar su estado y emprendió diversas actividades como el culturismo, gimnasia, esquí, boxeo, autodefensa, buceo y yoga, entre otras. Fue fuertemente influido por filosofías y teorías del movimiento tanto orientales como occidentales.

Cuando en 1914 estalló la 1ª Guerra Mundial, fue recluido junto con otros alemanes en un campo de concentración situado en Lancaster. Allí comienza a desarrollar su sistema que posteriormente llamó "Contrología". Ideó sus primeros equipos de rehabilitación, utilizando muelles de camas creando ejercicios con aparatos para postrados.

Fue trasladado a un campo en la Isla de Man donde se convirtió en una especie de enfermero que trabajaba con los reclusos enfermos. Acabada la guerra, en 1919 Pilates colaboró con Rudolf Von Labary un afamado analista del movimiento que adoptó ideas del propio J. H. Pilates.

Durante su viaje a EEUU en 1926 Joseph conoció a Clara, que se convirtió al poco tiempo en su esposa; poco después abrieron su primer estudio de Pilates en Nueva York.

Rápidamente corre la noticia de las habilidades de Pilates en su trabajo con lesiones, por lo que su clientela aumentó en un breve período de tiempo, acudiendo a él gran diversidad de público, incluyendo médicos, artistas circenses, gimnastas, atletas, bailarines, empresarios, etc. 

J.H. Pilates murió a la edad de 87 años en 1967. Años después de su fallecimiento su trabajo ha sido una revolución mundial en el mundo del fitness y de la salud.

Método Pilates

El nombre proviene de quién lo diseñó, Joseph H. Pilates. Aunque él lo denominó "Contrología" por considerarse el arte de coordinar el desarrollo del cuerpo, la mente y el espíritu a través del control del movimiento, todos sus seguidores lo llamaron Método Pilates.

Pilates es una filosofía de entrenamiento del cuerpo y la mente. Es un programa de ejercicios para conseguir una educación corporal completa donde se trabaja el cuerpo como un todo, buscando un equilibrio muscular, reforzando los músculos débiles y alargando los acortados trabando desde la musculatura más profunda hasta la más superficial.

Son 6 los principios fundamentales del método:

  • Respiración: Respiración consciente, completa y profunda, vaciando del todo los pulmones para llenarlos de nuevo con aire fresco. Esto nos lleva a mantenernos concentrados.
  • Concentración: El pensamiento dirige nuestro movimiento. Al concentrarnos y estar atentos podemos percibir de forma consciente nuestro cuerpo e influir positivamente en él.
  • Control: El control o conciencia del cuerpo se deben adquirir en todos los ejercicios, por eso J.H.Pilates defendió que sólo a través de un control absoluto de la mente sobre el cuerpo, se podía alcanzar un bienestar y un estado de forma adecuados.
  • Precisión: La precisión en los movimientos deriva del control exigido para realizarlos, por lo que no es la estructura de un ejercicio lo que determina los resultados, sino el modo en el que se realiza.
  • Fluidez: Los ejercicios se realizan de forma dinámica y sucesión continua.
  • Estabilización: Fortalecimiento del centro del cuerpo como un corsé que sujeta los órganos internos y sostiene la columna vertebral. Como los cimientos de una casa un centro fuerte que sujete y conecte las partes superiores e inferiores del cuerpo.

Beneficios

En el método Pilates es esencial ejercitar el cuerpo desde el centro a las extremidades, adoptando prácticamente todas las posturas posibles combinadas con los patrones de respiración para una mejor ejecución de los movimientos.

La práctica continuada de Pilates puede producir numerosos beneficios, entre los que destacan:

  • Desarrollo de todos los aspectos del bienestar físico: fuerza, flexibilidad, coordinación, agilidad y resistencia.
  • Aumenta la consciencia y control corporal.
  • Busca equilibrio muscular reforzando los músculos débiles y alargando los músculos acortados.
  • Mejora la alienación postural y corrige los hábitos posturales incorrectos.
  • Unifica mente-cuerpo, es decir, la capacidad para enlazar la mente con los movimientos del cuerpo y aprovechar esa unión para moverse con precisión y control.
  • Favorece la relajación y liberación de tensiones.
  • Aumenta la densidad ósea y mejora la salud de las articulaciones.
  • Sensación de bienestar y mejor calidad de vida.

¿A quién va dirigida la práctica del método?

Una de las grandes ventajas que tiene Pilates es que puede adaptarse a prácticamente todo el mundo ya que se trabaja por niveles con un amplio repertorio de ejercicios y variaciones de éstos, aplicando lo que definimos los monitores como necesidades individuales propias de cada persona, ya sea a deportistas de élite, a mujeres embarazadas, a personas con algún tipo de lesión que tenga más restringida la movilidad, a tercera edad, etc.

No obstante, es una técnica más preventiva que curativa, por lo que alguien que tenga algún tipo de patología deberá de ser evaluado previamente por el médico especialista antes de comenzar a realizar la actividad.
Destacado 2